sábado, 1 de abril de 2017

EL SUFRIMIENTO DE UNA MADRE

Sábado 1 de abril de 2017, un día muy soleado y despejado, me levante aproximadamente a las  6 A.M,, tenía que hacerle unos mandados a mi mamá en el centro de la ciudad, rápidamente me bañe, me aliste ,salí aproximadamente como a las 7 de la mañana.

Me dirigí hacia unas ferias que hace el instituto de mercadeo agropecuario de Panamá en  donde se vende productos de alimentación a precios bajos en donde todos los  pueden adquirir directamente con los productores y empresas fabricantes.

Luego de haber comprado  lo que mi madre me había pedido me dirigí a tomar el bus que iba hacia el centro de la ciudad, andaba con mi maleta bien llena , pesaba demasiado

Llegué al centro  de la ciudad  , me dio ganas de comprarme un helado con gelatina y me fui a una panadería que estaba muy cerca de donde yo estaba y lo compre , me costo aproximadamente 1.50 $ , después de eso me fui al parque  a comérmelo  y en verdad estaba muy delicioso, que quede con ganas de comprarme otro pero en ese momento me acordé que tenia que ahorrar dinero. cuando termine , saque mi celular para revisar si alguien me había escrito por washapp y respondí unos mensajes , vi la  hora, eran  las 9.12 a.m.

Después de eso me dirigí a la parada que se encontraba  frente a un local de FRAICHE , un lugar en donde se venden esencias de perfumes,  como a las 5 minutos venia el bus de la barriada, yo me subí rápidamente después se subió una señora que yo le calcule que tenía aproximádamente  unos 56 años y de ultimo  se iba a subir otra señora que tenía aproximadamente  unos 72 años, se le podían observar las piernas muy hinchadas , ella se me queda viendo  y dijo estas palabras: hijo me puedes ayudar a subir que no aguanto las piernas ,me duelen mucho, yo rápidamente  me levante a ayudarla, le di la mano para que se agarrara de mí y poder subir al bus, luego procedí a sentarla  lo más cerca posible.

Al ella sentarse  yo note  que salían lagrimas de sus ojos y los que  estábamos  cerca le preguntamos, mamita que le sucede y ella nos responde no aguanto las piernas, me duelen demasiado , estoy muy triste.

Procedió a contarnos que tenía tres hijos y que dos de ellos estaban privados de libertad en la carcel de la joya, los habían condenado a 25 años de prisión,   el otro había fallecido, que ella no tenía a nadie que la respaldara , estaba completamente sola sin esperanza de nadie, que una señora le había dado para dormir en el gallinero, hacia sus alimentos en una lata de leche  de esas que le dan a los bebes, y tenía un fogón  que había hecho de dos piedras.

Nosotros le preguntamos que si ella había acudido a las autoridades a pedir ayuda  y nos respondió que había ido a la gobernación  de la ciudad de David y no la habían ayudado, entre sollozos y lagrimas en sus ojos  se podía ver el sufrimiento por el que pasaba aquella abuela.

Los que íbamos en el bus procedimos a ayudarla económicamente , ella nos agradeció  y nos deseo la bendición del cielo por ser tan solidarios con ella.

El bus había llegado al lugar donde se tenía que bajar , yo la ayude a que se bajara con mucha delicadeza para evitar que le doliera tanto las piernas , sus palabras fueron las siguientes: gracias hijo, que el señor todo poderoso te ayude,yo la abracé y me despedí de ella.

Es difícil ver como las personas sufren por la perdida de un hijo, o que estén en la cárcel, no hay nada que se comparé con el dolor que sufre una madre desamparada  sin nadie que la ayude y sin esperanza. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario